Nuevo Video: Dinero 666

Imprimir
PDF

La ola está de fiesta [El Acople]

Posted in EOY BLOG - Crónicas

El último jueves, El Otro Yo despidió el año en Groove con un show completamente festivo y desestructurado, en el cual estrenaron temas del disco nuevo y rememoraron grandes hits.

groove-12-11



Jueves 22 de diciembre, cerca de las 20. Las calles de Buenos Aires se pierden entre las manadas de familias, compradores tardíos, y adolescentes de vacaciones, que a dos días de la noche buena, sienten a flor de piel las ansiedades que despiertan las fiestas. Árboles iluminados, lucecitas titilantes en algún que otro balcón, dibujos y anuncios navideños en cada negocio de Santa Fe, son algunas de las marcas registradas de ésta época del año. Y en este sentido, Groove no se quedó afuera, claro que con un marcado perfil otroyoiano: globos de colores, papel picado, jóvenes punks con gorros de Papa Noel, un stand de la “Revolución de la Cuchara” con la consigna “Veggie Christmas” (que promueve la cocina vegetariana para los festejos), chicas besándose con chicas, chicos besándose con chicos; en fin, se respira un aire navideño en cada rincón.

Los encargados de calentar al público desde temprano fueron Euforia, el power trío de Temperley, y Asesinos Cereales, banda oriunda de San Martín que constituye una de las grandes promesas del ska punk local. Durante la dulce espera el gigantesco salón se transformaba en una suerte de playa de cemento en la cual montones de fans formaban rondas o se acostaban en el piso, y compartían gaseosas o cerveza, buscando escaparle al calor agobiante.

Cerca de las 22, en medio de arengas, aplausos y gritos de guerra, El Otro Yo subió a las tablas: Cristian Aldana al frente, a la derecha la inconfundible bajista María Fernanda Aldana, a la izquierda Gabriel Guerrisi en primera guitarra, y por detrás se asomaba Ricky Rua. Sin dar muchas vueltas se armó la primera gran batalla campal al ritmo de “El final del planeta”. Enseguida continuaron con “Hoy aprendí” y “Sígueme”, mientras que a los agentes de seguridad no les alcanzaban los brazos para alzar a tanto loco suelto en las olas de mosh.

Con “La música” se perdieron los límites de la previsibilidad. Cual Moisés separando las aguas del mar Rojo, se armó un gran remolino  descontrolado en medio del público que no paró de rodar durante varios minutos. El repertorio siguió con “Arruncha”, “Sensación especial” y “Caminando”. No obstante, el duplete hitero formado por “10.000.000” y “Me harté”, fue la bomba que hizo temblar el piso, al tiempo qua el frontman notó los niveles excesivos de movimiento, y pidió al público que dejaran el mosh para otro día ya que las vallas estaban particularmente muy altas y podía ser peligroso.

Luego de “Hola papá”, la introducción folclórica avisaba la llegada de “El Criollo”. Y nada mejor para prolongar el bailoteo que “La ola”, canción que Cristian utilizó para recordar y homenajear con emoción a Iván Heyn, militante de La Cámpora y subsecretario de Comercio Exterior, fallecido recientemente.

El repertorio prosiguió con otro clásico añejo, “69”. Para refrescar los aires presentaron dos temitas nuevos, uno de ellos instrumental, que con algunos matices perpetúan, por la letra y la musicalidad, aquel sonido originario y más naif de El otro yo. Además tocaron “Autodestrucción”, “El zumbido” y “Tu Ángel”, melodía dedicada a Madres de Plaza de Mayo.

“El siguiente tema es para toda la gente bien revolucionaria”, exclamó el presidente de la UMI dando pie a “Rebelión”. Inmediatamente sonaron “Moquiento”, del disco “Contagiándose la energía del otro”, y “Crazy”. Como ya es costumbre, en “Corta el Pasto” la masa comenzó a moverse en bloque, y el pogo hizo estremecer las terrazas del lugar. Y si algo faltaba para descontrolar por completo la atmósfera,  se incorporaron al escenario los invitados de las bandas soporte para entonar nada menos que “Alegría”, himno característico de El Otro Yo. Pero eso no fue todo, ya que los hermanos Aldana incitaron a todos aquellos que quisieran a acompañarlos desde las alturas. Mientras sonaba “Velero”, el escenario se iba transformado en una gran pista de baile ochentosa, donde cada uno demostraba su destreza sin pudor.

Antes de los bises, Cristian se tomó unos minutos para compartir con el público sentimientos, típicos de esta época, en relación a lo ocurrido en 2011. Luego de recordar y honrar con alegría a su papá, quien falleció este año, y a Horacio “Gamexane” Villafañe, violero y fundador de Todos tus Muertos, mencionó lo positivo de haber logrado la “unión total como banda”, la gira maratónica que realizaron por México y la lucha llevada adelante por la Ley Nacional de la Música, que continuará en 2012. Con las emociones a flor de piel y al grito de “Viva perón y viva Cristina”, sonaron “Fuck you”, y “No me importa morir”, con el último invitado de la noche: Martín “Peko” Dócimo, guitarrista de Charlie 3.  
Si hay algo que distingue a El Otro Yo de cualquier banda de rock, es la relación de fraternidad casi natural que mantiene con su público. Tienen el mérito de haber logrado conglomerar en un mismo espacio varias generaciones de fanáticos, provenientes de múltiples tendencias musicales, bajo el mismo sentimiento de liberación e igualdad sin prejuicios sociales. La fiesta del jueves fue un buen augurio en tiempos festivos, ya que se demostró que es posible la convivencia de culturas y formas de pensamiento diferentes.

Fabiana Solano
Redacción de El Acople
Link al sitio

El Otro Yo

Cristian Aldana | Guitarra y voz

Maria Fernanda Aldana | Bajo, voz y piano

Gabriel Guerrisi | Guitarras

Ricky Rua | Batería

Ezequiel Araujo | Sintetizadores y Guitarras

Contacto

Management
manager@elotroyo.com | Enviar mensaje

Publicidad
Enviar mensaje

 

2000-2012 ELOTROYO.COM | Astroboy: desarrollo web y diseño

Besoticos Records UMI | Unión de músicos independientes